CCIB Barcelona

15 & 16 septiembre 2021

A@W Newsletter

La masía, de núcleo productivo a espacio de recreo

2 febrero 2021

Su unión con el paisaje, a través de  los materiales de construcción locales, hace de la masía un deseado espacio vacacional. En este cambio de uso, recorremos tres intervenciones contemporáneas que ejemplifican una expresión arquitectónica libre y, a la vez, atenta a preservar la memoria del origen.

Por Marta Rodríguez Bosch

 


La Masía Corral d’en Capdet se edificó alrededor del 1.800 en el litoral del Garraf. Su adecuación como turismo rural es obra de la arquitecta Andrea Solé. © Foto: Adrià Goula

 

La masía ha sido la arquitectura principal, durante siglos, de una estructura agraria y familiar autosuficiente en Cataluña, que se remonta a la Edad Media. La idiosincrasia de sus tipologías remite a la gran diversidad geográfica del territorio: de la montaña pirenaica a las tierras de secano o la costa mediterránea. También la climatología la ha pautado con grandes pajares adyacentes en zonas de pluviometría alta. Y el poder económico la modeló hasta convertir algunas en grandes casas señoriales en los siglos XVII -XIX.

 

En la masía, todos sus elementos responden a un funcionalismo regido por la materia. Su nueva   deriva se origina en las migraciones del campo a la ciudad durante el siglo XIX,  con la revolución industrial. La mecanización de la agricultura, en el siglo siguiente, supuso en muchos casos su abandono.

 

El proyecto de Arquitectura G deja la estructura muraría de la masía a la vista y conecta estancias a través de patios para obtener relación con el exterior. © Foto: Jose Hevia

 

En este tránsito hacia el uso vacacional, el siglo XXI brinda una expresión arquitectónica liberada de disputas anteriores entre historicistas y vanguardias. Más allá de la contemplación nostálgica del pasado, interesa preservar la memoria del origen. Un quehacer patrimonial que oscila entre ruptura y reverencia a lo arcaico. Hoy emergen valores como su unidad con el paisaje, mediada por el uso de materiales naturales de lugar. O la experiencia de una arquitectura vernácula de espacios generosos y variada fisonomía, que da aire a los constreñidos programas de vivienda urbana. Las nuevas intervenciones postulan preservar su esencia.    

 


Si la cocina fue corazón de la masía, el proyecto de Francesc Rifé corrobora su estatus actual como santuario gastronómico. © Foto: David Zarzoso

 

Pero ¿qué es la esencia de la masía? Son sus materiales: cubierta de pizarra en el Pirineo, mampostería de caliza y arenisca, sillería solariega o humilde tapial en poniente.  La esencia también descansa en la estructura de tres crujías, consolidada a partir del siglo XVI. Y en su planta, a veces de morfología enrevesada, resultado de anexos progresivos ante nuevas necesidades: graneros, establos, corrales... O las imponentes galerías de arcadas orientadas a sur, hasta en tres hileras superpuestas en altura, adosadas posteriormente.  

 


El bicromatismo es empleado por Aquitectura G para que se identifique  la intervención en la preexistencia. © Foto: José Hevia

 

El estudio Arquitectura G firma una reforma en la comarca del Empordà, donde contrarresta el carácter cerrado, propio de la masía, con la apertura de  nuevos patios interiores, algunos en altura, sugeridos por cubiertas derruidas. La intervención potencia su planta laberíntica con nuevas circulaciones y las dependencias de la masía devienen, en sí mismas, paisaje interior. Bóvedas de piedra y de ladrillo -que en Cataluña vivieron un gran desarrollo técnico- o grandes arcos para facilitar el paso del ganado, puntúan la secuencia de estancias. Adoptan el color blanco roto por su  imagen neutra, para que los materiales adquieran un papel crucial en la construcción de los espacios. Y, en un juego bicromo, cubren todos los plantos horizontales con baldosa vidriada de color marrón (tradicional en la zona), generando extensos mantos  tornasolados que se superponen a través de las diferentes diagonales visuales.  

 

El proyecto de Francesc Rifé utiliza una pérgola de hierro para relacionar edificaciones. © Foto: David Zarzoso

 

La rehabilitación realizada por Francesc Rifé Studio, en una masía de la provincia de Barcelona, relaciona las distintas edificaciones del conjunto mediante el trazo contundente de una pérgola de hierro. Aplica el color negro por su carácter neutro, elegante e infinito, tanto en el exterior como en el interior, obteniendo nuevas connotaciones sobre materiales tradicionales. Rifé recalca la simplicidad e integración para capturar la atmósfera del universo rústico. Y emplea la iluminación como un material más. La densidad muraría  original la equilibra con luminarias lineales, a veces flotantes, otras ocultas, que subrayan umbrales o zócalos.

 


Can Tomeu, reformado por Andrea Solé, fue la masoveria de la Masía Corral d’en Capdet. 
© Foto: Adrià Goula

 

La masoveria era el edificio del conjunto de la masía donde vivía la familia encargada del mantenimiento de la finca. Can Tomeu jugó ese rol. Ante su estado ruinoso, la arquitecta Andrea Solé escogió el hormigón como material para rigidizar  los muros de piedra preexistentes, y recuperar la volumetría original. Aplicado desde el interior, aflora al exterior con su masividad y establece una jerarquía respecto al resto de cuerpos. Solé aplica el tradicional sistema de anexos materializado en el blanco más puro de la costa, en la ampliación. Y  los mantiene en un segundo plano, mostrando las distintas etapas de la historia.

 


Con la balsa de nueva construcción, la arquitecta Andrea Solé organiza el espacio exterior. © Foto: Adrià Goula

 

En Can Tomeu, la balsa de nueva construcción -elemento de la masía con funciones de riego, hoy para el baño- añade una nueva funcionalidad como organizadora del espacio exterior. Elevada, da privacidad a la casa desde el camino público que cruza la finca. Y a  los habitantes les brinda recogimiento frente al amplio paisaje del macizo del Garraf, en el litoral catalán.

 


Esquema realizado por el arquitecto Josep Danés, gran estudioso de la masía, en 1933. 

 

La masía, de núcleo productivo a espacio de recreo
Volver al resumen

Newsletter

Mantente informado, suscríbete a nuestra newsletter mensual.

>> Suscríbete

¿Te interesa tener visibilidad en nuestra newsletter?

>> Haz clic aquí

Patrocinadores 2020

 

Lighting Partner 2020

Media

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En colaboración con

 

Design & Plan