CCIB Barcelona

15 & 16 marzo 2023

A@W Newsletter

La diversidad es algo maravilloso

27 septiembre 2022

Animadas curvas transmiten un mensaje central: Es fantástico que todas las personas seamos diferentes.

 


Cambio Social. El Anandaloy de Rudrapur allana el camino hacia el futuro, como arquitectura y como institución. © Kurt Hörbst

 

La arquitectura como herramienta para mejorar nuestras vidas: con esta convicción, la arquitecta alemana Anna Heringer proyectó el Anandaloy en Rudrapur (Bangladesh), un centro para personas con discapacidades y un pequeño taller de producción de textiles de comercio equitativo llamado "Dipdii Textiles". Construido con materiales locales como la arcilla y el bambú, y procesos de trabajo manual, es la filosofía vivida de esta arquitecta alemana que entiende que un edificio es mucho más que una simple estructura, y que constituye un verdadero catalizador para el desarrollo local de una región. De este modo, el presupuesto retorna a los agricultores y artesanos locales, dejando espacio y recursos para próximos proyectos. Anna Heringer cuenta ya con una gran experiencia en cinco proyectos anteriores en Rudrapur, incluida la escuela METI, un proceso de aprendizaje constante que sigue progresando con éxito.

 


Conectado con la tierra. En Anandaloy no hay nada que no encaje. © Kurt Hörbst

  

Lo que hace que Anandaloy sea tan especial es que, en lugar de una dirección de obra alemana, en esta ocasión se recurrió a una empresa constructora local. Además, fue un equipo de trabajadores del barro y el bambú del pueblo el que participó en la realización del proyecto, incluyendo en él a personas con discapacidad. Compartir conocimientos era una de las aspiraciones principales de Anna Heringer, así como dar visibilidad a las discapacidades, que en Bangladesh continúan considerándose un castigo o un mal karma de una vida anterior. Por ello, la inclusión de personas con discapacidades físicas o mentales, que se verían desamparadas en ausencia de plazas terapéuticas y asistenciales disponibles, es un elemento fundamental de todo el proyecto.

 


Curvas. Las curvas del edificio no son habituales en esta región; Anna Heringer introduce también aquí un nuevo enfoque de la arquitectura. © Studio Anna Heringer


Al proyecto de centro terapéutico se unió finalmente la idea de crear un taller de costura, lo que supuso una planta más. Anna Heringer, quien con esta iniciativa ha creado un recurso eficaz contra la emigración del campo a la ciudad y, al mismo tiempo, una oportunidad para que las mujeres encuentren un trabajo en su propio pueblo, supervisa personalmente las nuevas instalaciones: "El concepto no era sólo proporcionar tratamiento terapéutico a las personas con discapacidad, sino también darles la oportunidad de aprender y trabajar en este edificio y de involucrarse en la comunidad. Todo el mundo desea ser necesario".

 


Inclusión. En Anandaloy las personas con discapacidad tienen la oportunidad de demostrar que ellas, especialmente ellas, son una parte muy valiosa de la sociedad. © Kurt Hörbst

 

Para transmitir este concepto al exterior mediante el diseño, y como símbolo visible de esta inclusión, se construyó una gran rampa que serpentea hasta el primer piso. Este gesto arquitectónico suscitó muchas preguntas entre la población: ¿Por qué es importante garantizar el acceso de todos, estén o no sanos? Las dudas y quizá los temores que suscitaba este nuevo acceso se disiparon pronto. Nadie se atrevió a enfrentarse a Anna Heringer en lo que se refiere a la elección del material de construcción. Eligió deliberadamente la arcilla y sus capacidades escultóricas para crear una identidad más fuerte, a pesar de que a menudo se considera un material poco funcional y anticuado. "Para nosotros no importa lo antiguo que sea el material. Se trata de saber utilizarlo de una forma actualizada. Para mostrar la belleza y las capacidades de la arcilla hay que sacar lo mejor de ella y no tratarla simplemente como una versión más barata del ladrillo".

 


Potencial. Anna Heringer contempla la arcilla como un material de construcción versátil, sostenible e innovador. © Stefano Mori

 

El edificio Anandaloy rompe tabúes en todos los sentidos: no se subordina, ni en el contenido ni en la forma. Las curvas construidas con una técnica de arcilla que se denomina "cob" hablan por sí mismas. A diferencia de los demás edificios de la zona, construidos en planta rectangular, el edificio Anandaloy rompe con esta geometría. Danza en curvas y la rampa serpentea juguetona alrededor de su estructura interior.

 


Auténtico. El Anandaloy está estrechamente vinculado al lugar a través de materiales locales, como la arcilla y el bambú. © Stefano Mori

 

La estrategia de todos los proyectos de Anna Heringer, ya sea en un contexto europeo, asiático o africano, consiste en combinar el uso de materiales y fuentes de energía locales, incluido el trabajo artesanal, con un know how global. Un compromiso que fue galardonado con el Premio Europeo de Arquitectura Philippe Rotthier en 2021.

 


El poder de las mujeres. En el taller de costura, las mujeres de la región consiguen una cierta independencia y confianza en sí mismas a través de sus propias creaciones. © Günter König

 

Originalmente escrito por Barbara Jahn

 

 

La diversidad es algo maravilloso
Volver al resumen

A@W Newsletter

Manténgase informado, suscríbase a nuestra newsletter mensual.

>> Suscríbase

¿Le interesa tener visibilidad en nuestra newsletter?

>> Haga clic aquí

Lighting partner

Media

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En colaboración con

 

Design & Plan